Marcelo J. Silvera

Soy un Escritor

Marcelo J. Silvera

Nacido el 30 de julio de 1975 en la Capital Federal. Primera generación argentina de familia uruguaya. Viví y estudié en Capital y Montevideo alternativamente. Periodista, escritor, artista plástico, performancer, gestor cultural, capacitador, pensador. Más de 30 años trabajando en medios de comunicación. Autor del libro “Monitor Interior” editado por Eduvim en octubre de 2009, de distribución nacional. Autor del libro “Actitud Mosca” editado por PrensArte ComunicAcciones Culturales en diciembre de 2015. Actualmente radicado en Villa María, Córdoba (desde 2002). Fuí vicepresidente de la Sociedad Argentina De Escritores local (SADE), miembro activo de la Asociación de Artistas del Interior Argentino (AAIA), y de International MiniArt Exchange; director de PrensArte ComunicAcciones Culturales entidad independiente con la que realizo gestión, organización y difusión de la cultura en general; socio en Shapo Arte Diseñado; miembro de Cadero (Cámara Argentina de Radios Online). Fundador y Director General de NO es una radio. Coach Ontológico por la Universidad Nacional de Córdoba; y soy un amante de la filosofía.

  • Villa María, Córdoba | Argentina
  • +549 3534 24 33 69
  • contacto@marcelojsilvera.com.ar
  • www.marcelojsilvera.com.ar
Yo

Mis competencias profesionales

Todos tenemos ámbitos donde destacamos. Si además sentimos pasión por ello, somos felices y completos.

Comunicación 90%
Capacitaciones 70%
Coaching 95%
Gestión cultural 60%

Capacitaciones laborales

Formaciones, cursos y talleres para empresas y equipos.

Coaching personal

Alcanza tus metas y objetivos. Saca lo mejor de ti. Resuelve situaciones y conflictos.

Comunicación

Interna y externa. Creación de ambientes, métodos y resolución de conflictos comunicativos.

Coaching corporativo

Potencia el grupo. Saca lo mejor de la interacción. Genera compromisos, eficiencia y eficacia.

Auditorías

Analisis y maximización de procesos. Clima interno. Recursos para empresas y organizaciones.

Mentoring

Acompañamiento en procesos y emprendimientos productivos, culturales, artísticos y personales.

0
Proyectos
0
Premios y reconocimientos
0
Seguidores
0
Instagram
  • ¿Tu vida es urgente o importante?



    El filósofo estoico griego Epicteto dice: "La vida es demasiado corta, y tienes cosas importantes que hacer". 
    Lo urgente y lo importante suele mezclarse en nuestras rutinas cotidianas, mezclamos sus sentidos, mezclamos sus definiciones, mezclamos la forma en que nos ocupamos de ellas. Y ocupamos gran parte de nuestro (valioso) tiempo en aquello que parece urgente pero no es importante para nuestras vidas.
    La urgencia es una cualidad asociada al tiempo; aumenta tanto a medida que te queda menos tiempo para la fecha límite, como en función del volumen de la tarea.
    La importancia es una cualidad asociada a las consecuencias. Una tarea aumenta su importancia si las consecuencias de fracasar en ella también aumentan. En otras palabras, una tarea es importante solo si las consecuencias que sufriremos al no hacerla son graves.
    Y estas definiciones no parecen aclarar demasiado, es que están pensadas y redactadas desde la optimización del trabajo laboral. Mucho se ha escrito sobre la optimización del tiempo laboral, para maximizar la producción, para hacer más en menos tiempo, para hacer mejor y más... Pero muy poco menos se escribió sobre el tiempo vital, el tiempo de vida, el tiempo de nuestras vidas. Aprender a organizarnos los tiempos, nos dará tiempo.
    Lo importante será en nuestros días aquello que nos hace bien. Es importante tener tiempos para compartir con nuestra pareja. Es importante compartir tiempos de diversión y recreación con nuestros hijos e hijas. Es importante tener tiempos para nosotros mismos, para realizar alguna actividad que nos da placer, porque esa actividad es la que cargará de energía nuestro cuerpo y mente para poder realizar todo lo demás. 
    Lo urgente será aquello que debemos resolver (cuestiones laborales, trámites, pagos, etc), y a lo cual pondremos fecha y plazo. La organización del día debería contemplar las tareas rutinarias, laborales, educativas, pero también tiempos para lo importante; la frase "no tengo tiempo" nunca debería aplicarse a aquellas actividades que son importantes para nosotros y nuestro contorno.
    Pero la vida no es trabajar. La vida no es resolver urgencias. La vida no es urgente, la vida es importante.

    Y vos, ¿Tu vida es urgente o importante?
    Marcelo J. Silvera


    Print Friendly and PDF


  • ¿Cuáles son tus juicios al observar la realidad?



    Jiddu Krisnamurti, dijo: “observar sin evaluar constituye la forma suprema de inteligencia humana”. Desde la Ontología del Lenguaje, ese observar se constituye en la eliminación de los juicios sobre nuestro contorno, es decir, despojarse de los preconceptos, opiniones, e interpretaciones que ya tenemos sobre el mundo, e intentar mirarlo como si fuera la primera vez.
    Esta es una tarea difícil para los seres humanos, puesto que cargamos con experiencias, recuerdos, "conocimientos" adquiridos, que nos limitan en cómo interpretar todo aquello que nos rodea. En ocasiones, esto es útil; el cerebro primigenio, el cerebro reptiliano, es el que responde primero y esto es porque está preparado para la amenaza, para identificar peligros y activar los mecanismos de defensa o escape. Esta es la razón por la cual identificamos rostros en cualquier elemento inanimado, un enchufe, manchas de humedad, un buzón... a eso científicamente se le llama pareidolia, y en el mundo primitivo servía para alertar de la presencia de una amenaza escondida en la jungla por ejemplo. Pero la complejidad de las comunicaciones, de las relaciones, y de los sentimientos, tomó un camino distinto del cerebro reptiliano, mientras éste se quedó en la caverna.
    Esto que indica Krisnamurti es una tarea compleja, pero no imposible. Los juicios pertenecen a la clase de actos lingüísticos básicos que se denominan declaraciones. Las declaraciones son distintas a las afirmaciones porque generan nuevos mundos. Los juicios son como veredictos, tal como sucede con las declaraciones, con ellos se crean realidades nuevas que sólo existen en el lenguaje, no describen algo que ya existiera antes de que fueran éstos formulados. Los juicios no apuntan hacia cualidades, propiedades, atributos, etc, sino que la realidad que generan reside totalmente en la interpretación que proveen. Son enteramente lingüísticos.
    Mediante los juicios validamos o invalidamos a otros. Si “observar sin evaluar constituye la forma suprema de inteligencia humana”, observar sin emitir juicios constituye la forma suprema de la inteligencia emocional. Ver y oir intentando despojarse de lo que ya pienso sobre ello, intentando aprender nuevamente, descubrir que puede haber otra realidad, otra verdad; intentar con empatía comprender al otro como otredad.
    Y vos, ¿Cuáles son tus juicios al observar la realidad?

    Marcelo J. Silvera


    Print Friendly and PDF


  • Printfriendly

    Con tecnología de Blogger.

    ¿Tu vida es urgente o importante?

    El filósofo estoico griego Epicteto dice: "La vida es demasiado corta, y tienes cosas importantes que hacer".  Lo urgente ...

    LOCALIZACIÓN

    Villa María, Córdoba | Argentina

    CORREO ELECTRÓNICO

    contacto@marcelojsilvera.com.ar

    TELÉFONO

    +549 3534 24 33 69