Marcelo J. Silvera

Soy un Escritor

Marcelo J. Silvera

Nacido el 30 de julio de 1975 en la Capital Federal. Primera generación argentina de familia uruguaya. Viví y estudié en Capital y Montevideo alternativamente. Periodista, escritor, artista plástico, performancer, gestor cultural, capacitador, pensador. Más de 30 años trabajando en medios de comunicación. Autor del libro “Monitor Interior” editado por Eduvim en octubre de 2009, de distribución nacional. Autor del libro “Actitud Mosca” editado por PrensArte ComunicAcciones Culturales en diciembre de 2015. Actualmente radicado en Villa María, Córdoba (desde 2002). Fuí vicepresidente de la Sociedad Argentina De Escritores local (SADE), miembro activo de la Asociación de Artistas del Interior Argentino (AAIA), y de International MiniArt Exchange; director de PrensArte ComunicAcciones Culturales entidad independiente con la que realizo gestión, organización y difusión de la cultura en general; socio en Shapo Arte Diseñado; miembro de Cadero (Cámara Argentina de Radios Online). Fundador y Director General de NO es una radio. Coach Ontológico por la Universidad Nacional de Córdoba; y soy un amante de la filosofía.

  • Villa María, Córdoba | Argentina
  • +549 3534 24 33 69
  • contacto@marcelojsilvera.com.ar
  • www.marcelojsilvera.com.ar
Yo

Mis competencias profesionales

Todos tenemos ámbitos donde destacamos. Si además sentimos pasión por ello, somos felices y completos.

Comunicación 90%
Capacitaciones 70%
Coaching 95%
Gestión cultural 60%

Capacitaciones laborales

Formaciones, cursos y talleres para empresas y equipos.

Coaching personal

Alcanza tus metas y objetivos. Saca lo mejor de ti. Resuelve situaciones y conflictos.

Comunicación

Interna y externa. Creación de ambientes, métodos y resolución de conflictos comunicativos.

Coaching corporativo

Potencia el grupo. Saca lo mejor de la interacción. Genera compromisos, eficiencia y eficacia.

Auditorías

Analisis y maximización de procesos. Clima interno. Recursos para empresas y organizaciones.

Mentoring

Acompañamiento en procesos y emprendimientos productivos, culturales, artísticos y personales.

0
Proyectos
0
Premios y reconocimientos
0
Seguidores
0
Instagram
  • ¿Qué dices en silencios?



    Albert Camus, (novelista, ensayista, dramaturgo, filósofo y periodista francés nacido en Argelia), escribió que «el silencio es la conversación de las personas que se quieren. Lo que cuenta no es lo que se dice, sino lo que no es necesario decir». En nuestras sociedades, el silencio incomoda; no estamos acostumbrados al silencio, no lo disfrutamos, ni le damos el sentido comunicacional que tiene.
    El silencio es una parte fundamental del lenguaje, incluso más que las palabras; no por lo que no dice, sino por lo que dice sin decir. Como comunicador destaco a quienes tienen el poder de generar silencios, en mi concepción el mejor periodista es aquel que realiza preguntas que invocan al silencio, a ese silencio reflexivo que obliga a pensar antes de responder. Ese tipo de silencios es necesario para la comunicación. Tomarnos unos segundos de silencio para pensar antes de responder habla de nuestra reflexión, de la importancia que estamos dando al pensamiento antes que las palabras, la vida no es un Rosco donde el tiempo apremia, las mejores respuestas siempre serán aquellas que son antecedidas por un silencio.
    Rafael Echeverría declara que «no  podemos  sostener  que  aquello de  lo  que  no  hablamos  no  existe  (eso  sería  hacer  del silencio  y  la  nada  lo  mismo)». Es decir, que el silencio contrariamente a lo que muchos creen no es la nada, sino que muchas veces es más que las palabras.
    Pero también el silencio es disfrute, es darle lugar a todos los sentidos para vivir el momento en pleno. Cuando estamos en silencio, el cerebro no está distraído cumpliendo objetivos, de forma que le permite a la conciencia procesar las cosas que no han tenido “digestión” durante los periodos cotidianos de “ruido”. Un proceso similar al que experimentamos durante la meditación mindfulness. 
    El silencio es necesario, como proceso interno personal (intrapersonal), y como forma de comunicación interpersonal. ¿Acaso hay momentos más bellos que esos en que dos amantes se miran en silencio?

    Y vos, ¿Qué dices en silencios?
    Marcelo J. Silvera


    Print Friendly and PDF


  • ¿Tienes adaptabilidad a los cambios?



    Continuamos abordando esta serie de posts, donde profundizamos aquello que comenzamos en el post ¿Desarrollas la inteligencia emocional? ya hablamos de la autoconciencia; de la comprensión y análisis de emociones; y de regulación de emociones; de las habilidades de comunicación verbal y no verbal; de las habilidades sociales; la empatía; y las habilidades de motivación; del autocontrol; y de la habilidad de manejo del estrés y de solución de problemas; en esta ocasión profundizaremos en la Adaptabilidad:
    En ¿Quién se ha llevado mi Queso? Spencer Johnson (2000) nos presenta un relato que se constituye en una magnífica parábola que nos enseña cómo hacer frente al cambio. Ahí se narra la historia de dos ratones (Sniff y Scurry) y dos “personas pequeñas” (Hem y Haw) que viven en un laberinto. El queso es una metáfora que alude a aquello que es lo más deseado en la vida: para un ratón puede ser un simple queso; para las personas puede ser cualquier cosa ligada a nuestras más fuertes querencias y apegos (sean entidades tangibles o intangibles).
    Lo interesante es que a través de esta historia se nos revelan profundas verdades sobre el cambio y de las formas en que las personas lo enfrentan. Nos muestra como a veces los sentimientos de desconcierto ante el cambio pueden llevarnos a la “paralización psicológica”, la cual nos conduce a un callejón sin salida. Por otro lado, nos enseña cómo el aceptar el cambio (e incluso el buscarlo activamente) y el hacer algo al respecto, nos ponen en el camino adecuado para crecer y descubrir nuevos y mejores horizontes.
    Central en esta metáfora es la asimilación del concepto de adaptabilidad, y lo que ésta involucra (sentido de realidad, flexibilidad y capacidad para responder eficientemente). Resulta inevitable advertir el nexo que estas dimensiones tienen con la inteligencia emocional. Las personas con una gran capacidad de inteligencia emocional tienen el control de las emociones y, por ende, presentan, frente a los diferentes desafíos cotidianos, una alta flexibilidad y adaptabilidad a los cambios imprevistos. En otras palabras se comprendió que no sólo bastaba con un alto Coeficiente Intelectual sino que, la persona era mucho más productiva si poseía un control de la inteligencia emocional puesto que esto le generaba mucha más adaptabilidad y flexibilidad ante los cambios. La meta es permanecer abierto a las ideas y los enfoques nuevos y lo suficientemente flexibles como para responder rápidamente a los cambios; una mente abierta.

    Y vos, ¿Tienes adaptabilidad a los cambios?
     
    Marcelo J. Silvera


    Print Friendly and PDF


  • Printfriendly

    Con tecnología de Blogger.

    ¿Qué dices en silencios?

    Albert Camus , (novelista, ensayista, dramaturgo, filósofo y periodista francés nacido en Argelia), escribió que « el silencio es la c...

    LOCALIZACIÓN

    Villa María, Córdoba | Argentina

    CORREO ELECTRÓNICO

    contacto@marcelojsilvera.com.ar

    TELÉFONO

    +549 3534 24 33 69