Marcelo J. Silvera

Soy un Escritor

Marcelo J. Silvera

Nacido el 30 de julio de 1975 en la Capital Federal. Primera generación argentina de familia uruguaya. Viví y estudié en Capital y Montevideo alternativamente. Periodista, escritor, artista plástico, performancer, gestor cultural, capacitador, pensador. Más de 30 años trabajando en medios de comunicación. Autor del libro “Monitor Interior” editado por Eduvim en octubre de 2009, de distribución nacional. Autor del libro “Actitud Mosca” editado por PrensArte ComunicAcciones Culturales en diciembre de 2015. Actualmente radicado en Villa María, Córdoba (desde 2002). Fuí vicepresidente de la Sociedad Argentina De Escritores local (SADE), miembro activo de la Asociación de Artistas del Interior Argentino (AAIA), y de International MiniArt Exchange; director de PrensArte ComunicAcciones Culturales entidad independiente con la que realizo gestión, organización y difusión de la cultura en general; socio en Shapo Arte Diseñado; miembro de Cadero (Cámara Argentina de Radios Online). Fundador y Director General de NO es una radio. Estoy finalizando mis estudios de Coaching Ontológico en la Universidad Nacional de Córdoba; y soy un amante de la filosofía.

  • Villa María, Córdoba | Argentina
  • +549 3534 24 33 69
  • contacto@marcelojsilvera.com.ar
  • www.marcelojsilvera.com.ar
Yo

Mis competencias profesionales

Todos tenemos ámbitos donde destacamos. Si además sentimos pasión por ello, somos felices y completos.

Comunicación 90%
Capacitaciones 70%
Coaching 95%
Gestión cultural 60%

Capacitaciones laborales

Formaciones, cursos y talleres para empresas y equipos.

Coaching personal

Alcanza tus metas y objetivos. Saca lo mejor de ti. Resuelve situaciones y conflictos.

Comunicación

Interna y externa. Creación de ambientes, métodos y resolución de conflictos comunicativos.

Coaching corporativo

Potencia el grupo. Saca lo mejor de la interacción. Genera compromisos, eficiencia y eficacia.

Auditorías

Analisis y maximización de procesos. Clima interno. Recursos para empresas y organizaciones.

Mentoring

Acompañamiento en procesos y emprendimientos productivos, culturales, artísticos y personales.

124
Proyectos
10
Premios y reconocimientos
0
Seguidores
0
Instagram
  • ¿Con qué juicios formas tu vida?



    Nuestro lenguaje forma nuestras vidas
    y hechiza nuestro pensamiento.
    Albert Einstein

    La Internet está llena de memes. Muchos de ellos tienen que ver con frases que, supuestamente, elaboraron reconocidas personalidades del mundo; muchos de entre esos muchos con contenido no confirmado, o sin respaldo bibliográfico, y así van perdiendo credibilidad entre los más avezados lectores y ganando reposts entre el resto.
    Ciertamente Albert Einstein es uno de los pensadores más influyentes de nuestra sociedad. Si bien científico, hoy son más sus frases lo que recorre el mundo que las teorías que demostró. Con la frase que encabeza esta reflexión, pensaremos. El lenguaje nos proporciona la capacidad de distinguir aquello que nombramos. Esta es una idea que nos interesa especialmente por diferentes motivos. En primer lugar, porque cuando distinguimos algo nuevo, adquirimos un aprendizaje que amplía nuestra mirada y que por tanto, modifica nuestra capacidad de acción. 
    Oscar Anzorena sostiene que a través de las afirmaciones describimos el mundo que podemos observar y consecuentemente las situamos en el dominio de la información. Los juicios son la interpretación y valoración que realizamos sobre lo que acontece, lo que los ubica en el dominio de la evaluación. Y las declaraciones son los actos lingüísticos por los que definimos una línea de acción y nos comprometemos con la misma y, por lo tanto, las situaremos en el dominio de la toma de decisiones. (Anzorena, Oscar. Maestría Personal, 2015)
    Estos tres actos lingüísticos son la base de nuestras relaciones, nuestras comunicaciones, y nuestras acciones: Afirmaciones; Juicios; Declaraciones.
    Una persona puede observar datos de la realidad que a otro se le pasen inadvertidos y la percepción de la información y la ponderación que efectúe sobre la misma dependerá del tipo de observador que sea cada uno. Que frente al mismo “territorio” podemos armar distintos “mapas” y, por lo tanto, decidir transitar por diferentes caminos. El incorporar un nuevo dato que se considera significativo puede conducir a una distinta evaluación, por lo tanto a otra decisión y consecuentemente a un resultado disímil. Es decir, todos observamos diferente, realizamos juicios diferentes, y en consecuencia actuamos diferente. Al decir de Einstein, formamos nuestra vida y nos convencemos de ello (hechizamos el pensamiento).

    Y vos, ¿Con qué juicios formas tu vida?

    Marcelo J. Silvera


    Print Friendly and PDF


  • ¿Pones el cuerpo para aprender?


    La sabiduría popular tiene miles, millones, o más, de frases que marcan nuestras vidas y repetimos recurrentemente como verdades absolutas. El academicismo niega muchas veces el valor de esta sabiduría y le otorga un rango menor, incluso no podríamos hablar de filosofía popular por ejemplo ¿Por qué no? ¿Acaso no es filosofía la reflexión que se instala tras una frase popular? ¿Acaso no son sabiduría popular las máximas délficas? ¿Qué diferencia a los aforismos del Templo de Delfos de la frase de la abuela o del Martín Fierro? Pensá una frase popular que uses siempre, o que te decían siempre... ¿La sentís llena de sabiduría?
    Muchas veces, pensar, repensar, reflexionar, dudar, poner a prueba, y cuestionar, son acciones de índole filosóficas. Para ellas no necesitamos un diploma colgado en la pared que diga "Ahora puede pensar". Lo que sí necesitamos es cierta coherencia en la tarea de pensar, caso contrario lo que estaríamos haciendo es mentirnos, tratando de validar lo que ya creemos que es LA verdad. Pensar popularmente significa pensar en aquellas cosas que atañen al pueblo, en cosas cotidianas que nos rodean; y en el mejor de los casos obtener una observación diferente tras cuestionar su validez. 
    Ahora piensa en una situación donde no obtuviste el resultado esperado, y preguntémonos, ¿Qué sucedió cuando algo no salió como se esperaba? ¿Fallé? ¿Fracasé? ¿Erré? ¿Siempre son negativas las respuestas que surgen? ¿Como autocastigos? Repensemos entonces. La actitud con la que afrontamos las situaciones desfavorables marca nuestra continuidad. La Programación Neuro Lingüística facilita revertir ello con cambios de miradas y sentencias. Reformulemos: ¿Qué sucedió? Si la respuesta la formulo positivamente podría ser "Puse el cuerpo para un aprendizaje". Puse el cuerpo, y ahora puedo volver a intentarlo con otras acciones. Se siente mejor, ¿cierto? Y no nos limita, salimos de la posición de víctima y somos protagonistas con posibilidad de volver a intentarlo con nuevas herramientas.

    Y vos, ¿Pones el cuerpo para aprender?
    Marcelo J. Silvera


    Print Friendly and PDF


  • Printfriendly

    Con tecnología de Blogger.

    ¿Con qué juicios formas tu vida?

    Nuestro lenguaje forma nuestras vidas y hechiza nuestro pensamiento. Albert Einstein La Internet está llena de memes. Muchos de e...

    LOCALIZACIÓN

    Villa María, Córdoba | Argentina

    CORREO ELECTRÓNICO

    contacto@marcelojsilvera.com.ar

    TELÉFONO

    +549 3534 24 33 69